El año sabático de Yusa en Miami culmina en un gran concierto

Written by on March 11, 2018

La reconocida tresera, compositora y cantante cubana Yusa, que ofrecerá este sábado su primer gran concierto en Miami, se declara “feliz” por haber podido armar una “conspiración a favor” con los músicos amigos que estarán con ella en el escenario.

“Lo veníamos intentando hace varios años. Ahora pudimos concretar el concierto después de casi tres años. Estoy feliz porque será una noche única, por los músicos que he logrado reunir”, manifestó Yusa durante una conversación con Efe.

Afincada en Buenos Aires pero además “con casa en La Habana”, la tresera tendrá a su cargo la segunda portada del undécimo Global Cuba Fest, en el Miami Dade County Auditorium, luego de que el también reconocido músico Tony Pérez desgrane un “maratón cubano” de piano.

“Va a ser una fiesta. Tengo invitados especiales como (el baterista) Horacio ‘El Negro’ Hernández, mis amigos de siempre Pavel Urquiza, Aimeé Nuviola y Boris Larramendi, y un cuarteto de cuerdas liderado por Ivette María Falcón, que trae dos primeros violines, una viola y un cello. Todo esto forma parte de lo que yo llamo ‘las conspiraciones a favor'”, adelantó.

“Hacía tiempo no me regalaba un concierto con cuerdas, y el hecho de que sea en el marco del Global Cuba Fest me dio la posibilidad de convocar a estos músicos. Será un programa largo, donde haré un repaso de varios discos míos y del repertorio que estoy haciendo ahora”, explicó esta mujer que ha forjado su carrera a sangre y fuego y tras años de estudio de guitarra clásica y tres.

Yusa defiende la teoría de que el tres es un cordófono auténticamente cubano y no un remedo de la guitarra española, como se ha planteado en teorías que dicen que el instrumento es un producto de los “barcos negreros” que llevaban esclavos a la isla, donde se partían las cuerdas.

Es la primera persona graduada en 1993 de la Escuela cubana del Tres y el Laúd, academia que quiso llevar estos instrumentos populares al ámbito sinfónico.

“Pero no fue fácil, llegué al tres por un prejuicio racial”, recuerda ahora con tranquilidad en una terraza que ella misma construyó con un amigo, utilizando la madera de un gigantesco árbol que cayó con el huracán Irma, en septiembre pasado.

“Me tocó un maestro racista el primer año en el Conservatorio Amadeo Roldán. Fue un año fatal. ‘¿Quién te dijo que los negros sirven para la música clásica?'”, vocaliza Yusa las palabras que todavía retumban en sus oídos y que salieron de un docente cuyo nombre no quiere recordar.

Por aquellos años se buscaban estudiantes para el proyecto académico del tres y el laúd, y ella se apuntó.

“Escogí el tres porque tenía menos cuerdas que el laúd. Es un instrumento típico cubano que juega todo el tiempo, se mueve libre y eso me hizo decidirme. Había un programa de cuatro años de carrera y, de tanta ira que tenía, los hice en un solo año”, revela la artista, abrazada a un tres con forma de pera que le construyó especialmente el luthier argentino Emiliano Bernal.

Yusa, que recorrió Holanda invitada por una orquesta de vientos de ese país junto a uno de sus maestros treseros, Pancho Amat, y cuyas presentaciones de discos no cierran hasta que ella llega a Japón, jura haber aterrizado en Miami producto de una “escala técnica”.

“Ni yo misma la sé explicar, pero forma parte de las conspiraciones a favor. Vine a ver a una amiga, y decidí entonces hacer un año sabático en Miami. Me reencontré con amigos de toda la vida que hicieron la estancia más cómoda”, sostiene.

Tras su éxito con el álbum “Libro de cabecera en tardes de café” (2012), la multinstrumentista (toca guitarra, bajo, piano, tres y a veces cajón flamenco) prepara su sexto disco, que mucho le debe a su “escala” miamense y cuyo título no quiso adelantar.

“Será bastante abierto, mucho más expuesto y agresivo que otros, con temas funky y rock, aunque siempre con la clave cubana implícita, eso no puede faltar. Es la primera vez que muevo (la confección de) un disco hacia otro lugar”, apuntó la artista.

Yusa, que lleva tatuados en el antebrazo izquierdo los mapas de Cuba y Argentina, cerrará el concierto de este sábado con “Amor de millones”, un son de su compatriota Sara González hecho suyo a ritmo de changüí y que le funciona como distintivo.

 


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Current track
TITLE
ARTIST

Background